Un error de cálculo le juega una mala pasada a una saltadora de altura