Así es el abrigo más resistente del mundo, 15 veces más que el acero