El Museo Etnográfico de Olivenza rinde homenaje a las sillas