La bajada en la producción y en el precio marcan la vendimia