Hayan un cadáver en la comarca alicantina más afectada por la gota fría