Limpiar los graffitis de los trenes costará más de 15 millones de euros