Soraya Arnelas, una feliz mamá