Amy Schumer deja una propina de 1.000 dólares