La mortalidad de los colectivos vulnerables aumenta un 6%