La peculiar forma en la que Georgina espera a Cristiano