Sara Sálamo no puede separarse de su hijo de dos meses