La reina Isabel II cancela sus últimos compromisos para proteger su salud