"Parece que se está derritiendo": un tinte juega una mala pasada al abogado de Trump, Rudy Giuliani