La situación en Cataluña, cuarto problema de los españoles