Paloma Lago defiende, una vez más, su faceta más solidaria