El trabajo más envidiado del mundo

El trabajo más envidiado del mundo

AGENCIA ATLAS 13.12.2018 - 17:52h

Durante la campaña navideña, estas trabajadoras intensifican su jornada laboral. Las catadoras de bombones son capaces de distinguir entre más de mil sabores y deben valorar, además del sabor, el olor, el tamaño, el color y la textura de los chocolotes. "Un ser humano va a ser capaz de detectar sabores, sabores a caramelo, sabores a vainilla, que una máquina no puede detectar", cuenta María Prieto, especialista en análisis sensorial.

Comentarios