Borràs defiende su trabajo y asegura que nunca ha defraudado "ni un euro"