Adif confía que la liberalización abarate los billetes