2.900 millones de euros se utilizarán para el pago de las pensiones