El sector inmobiliario alerta del peso de la inversión extranjera