Las reacciones políticas de la sentencia del ERE señalan al PSOE