Se reduce a unos 400 el número de concentrados en Barcelona Sants