El Parlament podría volver a debatir sobre autodeterminación