Militão promete "jugar cada partido como si fuera el último"