Bartomeu indica que "la violencia no es la solución"