Incidentes en el velatorio de Maradona al cerrarse el acceso al público

La pasión desmedida de miles de argentinos ha estallado por los aires. Las decenas de miles de personas que quedaron fuera de la Casa Rosada, agrupadas a lo largo de más de 20 calles, se han enfrentado con la policía, que ha respondido con gases lacrimógenos. El descontrol ha sido total. El nerviosismo por no poder despedir a su ídolo se ha apoderado de la multitud que no se quería ir sin venerar al campeón del mundo. Un fanatismo desmedido ante el que el Gobierno ha dado marcha atrás y ha extendido tres horas más el velatorio.