Un maratoniano en cuarentena por el coronavirus corre 50 km en su salón