Katie Sowers, la primera mujer entrenadora en el Super Bowl