El ruso Kamotsky, campeón del mundo de bofetadas, sufre su primera derrota