Un niño de seis años imita los golpes de Federer a la perfección viendo la tele