El esqueleto del caballero del siglo XIV hallado en una fosa revela que recibió más de 25 puñaladas

El misterioso caballero ajusticiado de la segunda mitad del siglo XIV cuyo esqueleto ha sido hallado en una fosa de la muralla medieval del castillo de Guardamar del Segura (Alicante) había recibido más de 25 puñaladas, además de golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo.

Así se desprende del estudio del cadáver de este individuo de identidad desconocida pero que se cree que fue un personaje relevante relacionado con la Guerra de los Dos Pedros, una serie de conflictos bélicos intermitentes entre Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón, de 1356 a 1369, donde Guardamar adquirió un papel destacado.

Sometidos al Carbono-14 para autentificar la antigüedad, los restos mortales corresponden a un hombre de entre 45 y 50 años y que medía 1,65 metros de altura, ha informado a EfeTV la osteoarqueóloga (especialista en huesos antiguos) Mari Paz de Miguel.

Se sospecha de una tortura o, como mínimo, de "un ajusticiamiento con ensañamiento" porque muchas de las heridas "no tendrían sentido en un enfrentamiento y se descarta una pelea o muerte en la batalla" porque en esos casos no presentaría la "dispersión de heridas" que se aprecian en este caso.