Las estrellas actúan como 'levadura' galáctica