Hallan un planeta más caliente que muchas estrellas