Una 'ola de calor' cierra el mayor agujero de ozono jamás detectado en el Ártico

El agujero de ozono del Ártico, inédito por su tamaño y duración, localizado este año por los científicos se ha cerrado. Según el equipo del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de la red europea Copernicus no volverá, a pesar de que está previsto que el vórtice polar vuelva a reforzarse en los próximos días.

Al parecer, esta situación sin precedentes no tiene nada que ver con la reducción de contaminación que ha provocado el confinamiento en gran parte del mundo por la pandemia del coronavirus sino que estaría ligada a la 'ola de calor' que ha vivido el Ártico esta semana, con temperaturas hasta 20ºC superiores a las normales para esta época del año.