Silencio y repulsa en Vilobí d'Onyar por el infanticidio contra dos niñas

El impacto en Vilobí d'Onyar, un pequeño pueblo de unos 300 habitantes ha sido brutal. Este sábado era difícil contener las lágrimas porque la familia era conocida, pero sobre todo entre los más pequeños. Varios psicólogos de urgencia ayudan a asimilar la terrible e inesperada tragedia.
Nada que hiciera sospechar de esta familia que llevaba 4 cuatro años viviendo aquí, aunque al que más veían era al padre que sacaba a las hijas a jugar y pasear con las bicis. Ella rehuía de la gente y no llevaba a las hijas al colegio. Este viernes, al volver del trabajo, el padre se encontraba con la terrible escena, su hija pequeña de 5 años y la mayor que este sábado cumplía 7, muertas de forma violenta. Todo apunta que fue con una azada
Poco después, en la autopista, la madre se arrojaba contra un camión y fallecía horas más tarde en el hospital. La principal hipótesis es que ella las mató y luego se quitó la vida, pero no se descartan más escenarios.