Cacerolada independentista contra el rey frente a su hotel en Barcelona