Un juego visual que termina siendo una obra maestra

En esta obra de arte el resultado final es una experiencia casi hipnótica, donde el blanco y negro se entremezclan de una manera perfecta.