La Capilla Sixtina no necesita ser restaurada