Lleida apura sus últimas horas antes del confinamiento

Desde las doce de la noche se limitaban los desplazamientos y se prohibían las reuniones de más de 10 personas en Lleida. Las terrazas deberían estar recogidas (en teoría solo se podría servir a domicilio) y los comercios tendrían que abrir solo con cita previa. Tanta desesperación y tantas dudas han acabado en una especie de rebeldía. Aunque las medidas son idóneas, necesarias y proporcionadas, según el juzgado, algunos apuran las horas antes de que sean oficiales a partir de las 16h de esta tarde. Solo, Massalcoreig, uno de los 8 municipios afectados, no tendrá que cumplir con estas restricciones, al estar limpio del virus. Nada que ver con el resto del Segriá. Hoy suma 4 ingresos más, hay 129 personas hospitalizadas y 14 en la UCI. Los sanitarios piden el refuerzo urgente del sistema de vigilancia epidemiológica en una complicada situación que sigue exigiendo responsabilidad individual.