El secesionismo desafía al Constitucional y defiende la autodeterminación en el Parlament