'Kingdom Hearts', censurado en China por Winnie The Pooh
Winnie The Pooh, tapado por una nube de luz en una captura de 'Kingdom Hearts' en China. WEIBO/RESETERA

Lo de China con Winnie the Pooh es difícil de comprender. Cosas de un régimen no democrático. Sólo así puede entenderse que el oso protagonista de los libros infantiles de A.A. Milne, y famoso gracias a Disney, sea en ese país algo así como el anticristo.

La campaña china contra el osito amarillo llega ahora a los videojuegos. Como Winnie The Pooh aparece en Kingdom Hearts, el régimen ha comenzado a censurar las capturas del videojuego.

Aunque el videojuego de Square Enix sale a la venta enero de 2019, ya circulan, por supuesto, capturas de sus nuevos personajes. Aparecen muchas franquicias de Disney; nuevas como Monster’s Inc, Toy Story o Wreck it Ralph, y las de toda la vida, como Winnie The Pooh.

Pero ocurre que en China las capturas en las que aparece el osito goloso están manipuladas. Winnie queda reemplazado por una nube de luz. O dicho de otro modo, el oso no está.

Pero, ¿por qué odian en China a un dibujo animado? ¿Qué les ha hecho un osito dulce y sonriente como el de Disney? Aunque resulte sorprendente, todo se debe a su parecido con el presidente chino Xi Jinping.

Claro que en realidad no se parece ni por asomo, pero en el país asiático Winnie es usado desde hace años como meme para burlarse del presidente chino. A las autoridades chinas no les agrada esa comparación, al parecer desfavorable, entre el oso y Xi Jinping.

Todo comenzó en 2013, cuando Xi realizaba su primera visita a Estados Unidos como jefe de Estado y allí, paseando junto a su entonces homólogo estadounidense, Barack Obama, comenzó a hacerse viral un meme de ambos, comparándoles con Winnie the Pooh y su inseparable amigo Tigger.

Ahora le ha tocado a Kingdom Hearts. Está por ver qué hará Square Enix cuando el videojuego salga al mercado chino. ¿Venderán el juego sin el osito de Disney, con una nube luz o directamente eliminarán el mundo de Winnie?

La cosa es seria. En agosto, las autoridades denegaron el estreno de la película de Disney Christopher Robin: un reencuentro inolvidable en los cines del país. Dirigida por Marc Foster y protagonizada por Ewan McGregor, está centrada en el universo de personajes de Winnie the Pooh.