Wii
Wii. ARCHIVO

Nintendo da un duro golpe a las personas que modifican la consola Wii, tanto para cargar programas caseros, como para eliminar el bloqueo de regiones de sus juegos, así como otras técnicas algo más “ilegales”.

La actualización 3.3 del firmware de la consola, entre otras muchas cosas, elimina la posibilidad de utilizar el software Freeloader, lo que hace que los usuarios de la consola no puedan cargar títulos de otras regiones, como hasta ahora venía haciéndose.

Por otro lado, también corrige el error que se producía al grabar partidas en The Legend of Zelda: Twilight Princess, que servía para poder instalar programas caseros.

La nueva actualización eliminará estas partidas, con el fin de evitar modificaciones no autorizadas, que pueden, según Nintendo “perjudicar al juego o a la propia consola”.

Por otro lado, el nuevo firmware incluye el nuevo Mii Parade, una actualización de la conocida sala de reuniones de los Mii.