PlayStation 4
Una PlayStation 4 en una imagen de archivo. INSPIREDIMAGES / PIXABAY

El arquitecto de las consolas de Sony, Mark Cerny, ha dado información por primera vez sobre cómo será la próxima consola de la compañía, que será casi seguro la PlayStation 5, de la cual ya se han corrido rumores sobre su aspecto y sobre su posible retrocompatibilidad.

Cerny ha hablado con el medio Wired, a quien ha asegurado que no se trata de una actualización como sí lo fue la PlayStation 4 Pro, sino que será algo totalmente nuevo, ya que llevan trabajando en el dispositivo los últimos cuatro años: "No se limitará a añadir otra capa a las experiencias que ya tenemos, sino que permitirá cambios fundamentales en lo que un juego puede ser".

El arquitecto también ha confirmado que la consola no llegará a las tiendas este año y no ha dado fecha aproximada de lanzamiento, a pesar de que algunos medios aseguran que lo hará en 2020. Lo que sí ha dejado claro es que tampoco oiremos nada sobre la PS5 en el E3.

La próxima PlayStation contará con una CPU y GPU actualizadas y mejoradas, un chip AMD como núcleo principal, una memoria del sistema más grande y más rápida y, como consecuencia, juegos de mayor tamaño que ocuparán más espacio (ahora los más grandes alcanzan los 120 gb de memoria).

Además, la CPU estará basada en la tercera generación de la serie AMD Ryzen y albergará ocho núcleos 7nm Zen 2 de última generación. Por su parte, la GPU será de Radeon y compatible con el trazado de rayos, una tecnología utilizada en los efectos especiales cinematográficos que por primera vez estará en una consola.

Mark también ha adelantado que la PlayStation 5 será compatible con la resolución 8K, a pesar de no estar presente en casi ningún televisor del mercado actual.

En cuanto al chip de AMD, contará con una unidad personalizada para audio 3D, lo que el diseñador considera una nueva definición del sonido en los videojuegos. "Como jugador, ha sido frustrante no notar apenas cambio entre el sonido de PS3 y PS4. Con esta nueva consola, el sueño es poder mostrar cómo de dramáticamente diferente el audio puede llegar a ser cuando hay un hardware con mucha potencia", explicó.

Esto se traducirá en una mejor inmersión en los juegos, escuchando sonidos desde diferentes direcciones sin necesidad de tener un dispositivo externo para ello. Funcionará a través de los propios altavoces de nuestro televisor.

Cerny, de lo que más orgulloso está, es del disco duro: será un disco SSD "especializado" que reducirá los tiempos de carga a prácticamente la mitad. La utilización de este tipo de disco también conllevará una mayor velocidad a la hora de cargar la imagen. Aunque no ha dado muchos detalles técnicos sobre el disco, sí ha confesado que tendrá un mayor ancho de banda.

En cuanto a la retrocompatibilidad de PS5, tema sobre el cual ha habido rumores, Mark ha desvelado que será compatible con los formatos físicos de PS4, afirmando que la consola no será "solo digital".

También habló sobre la realidad virtual, aunque se negó a dar detalles sobre su estrategia comercial y técnica: "No daré detalles sobre la estrategia al respecto, pero para nosotros es muy importante". Lo que sí confirmó el arquitecto es que el actual dispositivo será compatible también con PS5.