Cómo reinventar la historia
¿Cómo se hubieran desarrollado los acontecimientos si a finales de los ochenta la URSS hubiera decidido invadir dos continentes

¿Cómo se hubieran desarrollado los acontecimientos si a finales de los ochenta la URSS hubiera decidido invadir dos continentes? El juego de estrategia World in Conflict plantea el clásico argumento del «qué hubiera pasado si…» basándose en una historia no real para cuya recreación se ha contado con escritores de renombre.

En un momento que algunos críticos han calificado como "no demasiado oportuno", este título pone al jugador en el papel de un comandante de campo estadounidense cuya función es la de recuperar las ciudades de EE UU que ya han sido tomadas por la URSS, mientras intenta hacer retroceder al ejército enemigo.

Sin superhéroes

Con unos escenarios que abarcan desde una batalla en Seattle hasta los paisajes nevados rusos, en World of Conflict no hay superhéroes que sean capaces de acabar con todo.

En la creación de ejércitos, el jugador debe decidir qué tipo de habilidades desea que tengan los soldados. Se trata de organizar un ejército polifacético con un comportamiento correcto en combate. Al tratarse de una guerra de grandes dimensiones, el jugador notará cómo la victoria es necesaria en sus batallas, pero también que son sólo un eslabón más de una guerra mundial.

El aspecto más criticado y a la vez el que ha recibido mayores alabanzas es la brutalidad y el realismo con el que se retrata esta alternativa a la guerra fría. Con campos de batalla fielmente recreados, el modo para un jugador se ve complementado por un juego on line en el que pueden participar hasta 16 personas. Los conocedores de las armas empleadas en las distintas etapas de la historia disfrutarán al observar en detalle el tanque ruso T-80 o el avión antitanques americano A10.

Sin embargo, el hecho de que exista una opción de bomba atómica que hará perdurar sus efectos durante décadas ha generado cierta polémica. Los creadores del juego se defienden argumentando que se trata de un conflicto imaginario que plantea parámetros históricos que nunca tuvieron lugar y que se centra en una situación extrema e interesante.

Lo que pudo haber sido

Los juegos de estrategia son especialistas en plantear situaciones con apariencia histórica para narrar hechos que nunca sucedieron. Hay varias formas de plantear este tipo de argumentos imaginarios. Al contrario que en World of Conflict, las entregas de juegos como Age of Empires, Civilization, Imperium o Sombras de guerra –el título aún en desarrollo que recrea la guerra civil española– parten de un acontecimiento o hecho real. En esos casos, es el jugador el que, dependiendo de su juego, puede modificar parte de la historia.