El popular Pong (1972), el juego de tenis de fondo negro, dos palitos y un cuadrado que hace las veces de bola, es a menudo considerado el primer videojuego de la historia. Aunque hay otros que aparecieron antes, como Tennis for Two (creado hace 50 años), Pong fue el primero en comercializarse a nivel masivo y no ejecutarse en máquinas únicas.

El sistema de reconocimiento óptico hace que la pelota reconozca los dibujos

Ahora, la gente de Electronic Miracles, expertos en ingeniosas creaciones interactivas, han desarrollado Whiteboard Pong, una versión de Pong que se juega en una pizarra blanca con rotuladores negros.

El invento, tal y como explican en Microsiervos, "utiliza un software de simulación física y un sistema de reconocimiento óptico" que sirve para que la bolita reconozca las formas dibujadas y se mueva de forma lógica.