Lara Croft
Una imagen de la heroína de videojuego. AGENCIAS
Un ciudadano británico ha sido detenido después de que agentes de las fuerzas especiales de la policía confundieran una reproducción de Lara Croft a tamaño real con un pistolero, según informa el Daily Mail.

La tenía en su casa porque iba a venderla en eBay
David Williams, de 42 años, regenta una tienda de informática y videojuegos en la que recibió la figura de la protagonista de Tomb Raider. Se trataba de un objeto promocional, pero él decidió ponerlo a la venta a través de eBay, por lo que se llevó a Lara a casa.

Una noche, llamó a la policía en relación a unas llamadas amenazantes, pero cuando los agentes se presentaron en su casa nadie abrió la puerta. Al mirar a través de la ventana, vieron la silueta de una persona sosteniendo un arma, por lo que acordonaron la calle e irrumpiero en la vivienda por la pierta trasera.

"Habría sido graciso de no resultar una escena tan terrorífica", ha señalado Williams. "No podía creérmelo cuando me di cuenta de que habían tomado un muñeco de Lara Croft con un hombre armado".

Ahora Williams ha sido detenido, pero se desconoce si ha sido por el incidente con la protagonista de Tomb Raider o si la policía encontró algo más en su casa.