Suceso por culpa de Lara Croft
David Williams y la estatua de Lara Croft. (Fotos: RAY BRADBURY, Daily Mail ).

Todo sucedió en Gran Manchester (noroeste de Inglaterra), según relata Daily Mail. David Williams llamó a la policía candado de recibir numerosas llamadas telefónicas molestas.

Cuando los agentes se desplazaron a su domicilio se encontraron con que desde su ventana se apreciaba claramente la silueta de una persona armada, en ese momento la policía tomó cartas en el asunto.

Acordonaron la zona, pidieron refuerzos y entraron en la vivienda para reducir al supuesto hombre armado.

Y así lo hicieron, le tiraron al suelo y le gritaron que entregara el arma.

¡Sorpresa!

Para sorpresa de los agentes lo que se encontraron fue con una estatua de la heroína de los videojuegos Lara Croft a tamaño real y con un arma en su mano, todo claro está, inofensivo.

David Williams, de 42 años, es dueño de una tienda de ordenadores y se llevó la estatua a su casa para ponerla a la venta a través de eBay.

Seguro que nunca se imaginó las consecuencias de tal decisión, ya que estuvo arrestado durante 13 horas con cargos por poseer armas hasta que fue puesto en libertad por pagar una fianza.

Por su parte, la estatua de la bella Lara Croft ha sido incautada como evidencia.