La ciudad ha sufrido una invasión zombi, pero aún hay esperanza para los supervivientes. La esperanza sois tú y tu taxi.

Conduce por las calles siguiendo las flechas que te indican dónde están los supervivientes. Atropella muertos vivientes, recoge a los asustados ciudadanos (tres como máximo en cada viaje) y deposítalos en las zonas seguras.

Debes ser rápido y eficiente para no consumir el escaso tiempo del que dispones.