Destreza, habilidad y paciencia es lo que vas a necesitar para jugar a ser un robot en Soko Zone. Es una versión del clásico Sokoban en el que tienes que colocar todas las cajas desperdigadas por la pantalla en el lugar que les corresponde.

La dificultad puede aumentar según estés preparado para ello. Así, dentro de cada uno de los tres apartados que hay para elegir, fácil, medio y difícil, existe la posibilidad de participar en doce niveles. Si resuelves el número 36 serás un maestro.