Nintendo Switch
Imagen de la consola Nintendo Switch. NINTENDO

La nueva consola Nintendo Switch cumplirá un año de vida el próximo mes de marzo y todavía no ha logrado ser hackeada, todo un logro si contamos con la gran comunidad de piratas informáticos que está intentando superar las barreras de la máquina.

Pero según informa Kotaku, esto podría cambiar muy pronto. El pasado 7 de enero, un grupo de piratas llamado Failoverflow subió un vídeo en el que abrían un programa propio en una Switch, algo que solo puede hacerse si se ha descubierto alguna vía de entrada en su código.

En una presentación, los hackers Derrek, Plutoo y Naehrwert explicaron uno de los procedimientos por el cual llegaron a ejecutar software no autorizado.

A pesar de estos avances, ninguno de estos hackers tiene la intención todavía de hacer pública la manera de saltarse la configuración de la Switch.